domingo, 18 de mayo de 2014

Linde

Te vi,
pasé contigo lentas, hondas tardes,
la luz fue adolescente
palabra, imagen, noche.

Y un día frente al mar, donde el sol nace,
volverte a requerir
para que nunca
el tiempo que aniquila te despoje.

   
* (De mi primera estancia mallorquina rescato este poema recogido en el cuadernillo Imágenes, encuentros que de este modo sigo proporcionando en el blog su acceso completo a él.  La frescura y belleza de estas palabras me trasladan a un estado y lugar de la inocencia, posible y recreado sólo en ellas. Que a la vez son luces y contornos intactos en la realidad y la memoria.)
   

No hay comentarios: