domingo, 19 de agosto de 2012

Encuentro

Las aves trazan
geometrías de aire
a un balcón intangible.

Siente el hechizo
adentro de los ojos
su lugar no apresable.

Lo que retienes
si antes era belleza
devuelve muerte.

Un vado libre
disuelve el laberinto
de cristal y sabores.



* (Al releer a principio de agosto algunos de los poemas cortos que no incluí en A lo breve, salvé de nuevo las tres o cuatro composiciones que lo merecen; imaginé los cambios que tendría el cuaderno con la incorporación de esos materiales de entonces, además luminosos, lo que es una cualidad que hubiera querido -hoy- para todo el conjunto. Pero es imposible la inmersión en una poética agradable sin que haya contagio. Es lo que ha sucedido en este nuevo poema en cuatro haikus libres escrito entre el mar de la bahía de Acudía y un viaje a Extremadura y Valladolid, y que es un canto, sin nostalgia ninguna, a la fascinación de la vida que sucede delante de nosotros, sin duda por la participación del sentir y la mirada que la recoge.)
      

2 comentarios:

Á.V. dijo...

Me gusta el nuevo aspecto del blog y los nuevos/viejos poemas. Abrazos.

Carlos Medrano dijo...

Muchas gracias, Álvaro. También me alegra que los amigos cuando estén de visita noten la diferencia.

Lo necesitaba. Y tú sabes que en nuestra escritura el continente, los materiales y las formas, tienen su singular importancia. Ojalá esa naturaleza que me ha permitido incorporar blogger esté cada vez más a salvo y más cerca. Escribo bastante de lo que he escrito fuera de casa, gracias a ella.