sábado, 8 de octubre de 2016

Portal

El pozo que sosiega.
Tú estás: conocimiento,
y lo helado florece
olvido íntimo.


Fruto verde a la tarde.
Temor -gélida noche-
todavía a lo breve,
a lo impreciso.



* (Por invitación de Ángel Campos reuní para un número de La Centena una serie de poemas breves -y por tanto esenciales- de aquel momento, emparentados con el conocimiento del haiku aunque sin querer verme ceñido al escribirlos a su estricto canon métrico. En aquella edición en octava, tamaño también pequeño, las más de las veces los fui ordenando de dos en dos por página en un contraste o suma que quería potenciar la expresión de unos textos ya de por sí más dados al destello que a la pincelada de trazo ligero. No había mostrado en este blog ninguno todavía, más bien aquellos que, como expliqué, quedaron indebidamente fuera. Lo cual demuestra que este cuadernillo cualquier día podría ser ampliado y retomado, a pesar de los años transcurridos, con la intención de aquel espíritu; o al menos intentarlo.)
     

No hay comentarios: