jueves, 4 de noviembre de 2021

Un pájaro en su vuelo

Trazo el aire,
la nada me sostiene.
Lo que cruzo sucede
con la facilidad de respirar.
Mis alas me conducen 
porque el cielo conocen
y nada pesa, impide
lo veloz que se funde
en la profundidad
de la luz sin señales
que hieran, rompan, hielen.
Quién pudiera llegar
al espacio o lugar
que presiente y no sabe
cómo volverlo a ver
o dónde nace.
Y en el que todo vuelo alcanza el vuelo
y la sed y la fuente se diluyen
sin dolor al fundirse
en el mismo destello de brillo y soledad
por el que el día resuena y se nos abre.
Y como el orbe, un bosque, o un latido en la noche,
certeramente existe
y sin temblor su aliento cuando mira,
igual que el ciervo brama 
o la montaña se oye,
detiene la tiniebla que ocultaba a la muerte.


     fotografía de Mingta Li de la serie Dark Eyed Junco Flying in Snow 
     Y el poema es para Isabel Jimeno, en su pulso vital y zambraniano. 

No hay comentarios: