viernes, 25 de noviembre de 2011

Ladera

                 a Agnès Marin


El filo del puñal
cuando se oxida
cede su tiranía
mineral a la tierra.
   
A la barbarie
y el silencio del hombre
cubrirá un túmulo
de matas y lentiscos.
   
Y entremezclado
con sílabas de agua
hallaré tu reflejo
y risa limpia.
  

No hay comentarios: