lunes, 27 de febrero de 2012

Preludio

Si ves mimosas,
se despide el invierno
con su belleza.
   
De los días helados
sólo el almendro
perdura blanco y rosa.
   
Y ante ti surca,
ligero en su bullicio,
el primer vuelo.
   
Deja que caiga
el aroma entrevisto
y su nostalgia.
   

1 comentario:

Á.V. dijo...

Hermoso poema, Carlos. Un abrazo, Álvaro