martes, 4 de enero de 2011

Equipaje

A veces, toda la sabiduría que requiere un poeta
desciende de un paseo descalzo por la naturaleza.

A veces, los grandes poemas que se recuerdan siempre
conducen, como la primavera o el verano, a la naturaleza.

A veces, los sentimientos de los hombres
arrastran el olvido o la división de la tierra.

La misma flor que aroma nuestra infancia,
tan cerca de unos labios o una tumba.
  

No hay comentarios: