sábado, 30 de julio de 2011

Ruas e largos sem nome

Hay sitios donde te sientes bien y en otros sólo de paso. Igual que hay días en que eres y otros en que resistes. La muerte no es morir, es lo que pierdes. Y hay dos maneras de dolor: el que inevitablemente sucede y el que impide que la vida conecte con sus momentos felices.
  
(Sesimbra)
  

2 comentarios:

Á.V. dijo...

No podrías haberlo dicho mejor. Un abrazo, Álvaro

Carlos Medrano dijo...

Querido Álvaro, estas impresiones rápidas sobre algunos momentos complicados -y tan reales como los más deseables de serenidad o felices-, me hacen recordar una entrada de tu blog titulada Tristes, (del pasado 13 de abril) donde mostrabas, reconociendo la extensión de estos estados, otros términos literariamente creados como tristear o tristumbre por los autores que citas, Foxá y Vallejo, a través de Trapiello, o mediante ese poema de García Montero.

Afortunadamente cuando lo vivido se traduce en palabras, estas devuelven un reflejo más a salvo, al menos cuando concebimos que la literatura, o cierta literatura, indaga en la vida para mejorarla.